Reaper

Que tengas un mal día.



Paciencia es lo que he tenido con esta serie. Y cuando acabéis de leer la reseña entenderéis porqué.

Sam es un chico que en su 21 cumpleaños se entera de un hecho que transformará su vida para siempre: sus padres vendieron su alma al diablo. Literalmente. Y en el contrato ponía que Sam pertenecería al diablo cuando tuviese 21 años, y éste es el momento. Ahora Sam entiende porqué sus padres habían sido tan poco estrictos con él, mientras que con su hermano si lo han sido. El caso es que ahora Sam tiene que hacer encargos para el diablo ¿Y qué son esos encargos? Enfrentarse a ‘almas’ que se escapan del infierno para matar humanos y devolverlas a éste. ¿Fácil? No, por que las almas son muy peligrosas, y para esta labor Sam cuenta con la ayuda de unos ‘receptáculos’ para atraparlas utilizando sus puntos débiles. Y además, Sam cuenta con dos amigos, Ben y Sock que arriesgarán su vida para ayudarle.

¿Por qué he tenido paciencia? Bueno, pues la serie al principio parece Jumangi, o eso me pareció. No se porqué. Por que en verdad todos los capítulos siguen la estrctura de Sailor Moon: Salen personajes, aparece malo, protagonistas van a por él, pierden, encuentran punto débil, vuelven a por el malo, le vencen.

Y esto es así durante TODOS los capítulos hasta… que llega la huelga. Si señor. Una vez pasa la huelga la historia da un vuelco impresionante, teniendo continuidad en los siguientes capítulos y mejorando la serie un 300%. Aparecen nuevos demonios (incluso buenos) nuevos seres, los padres cobran protagonismo, y así hasta que llega el último capítulo de la temporada donde se queda en lo mejor de la serie. Menos mal que finalmente ha sido renovada por otra temporada más (estuvo en duda) y las aventuras de estos personajes seguirán desarrollándose. ¡Bien!

2 Jota's B:

knil dijo...

La verdad es que tienes razón en lo de que la serie mejora al final ^__^

Pennywise dijo...

A mi esta serie me llamaba la atención ya que el director es Kevin Smith(o creador no recuerdo ahora) pero nunca me he puesto a verla. A ver si me pongo un dia de estos..