Tengo el gusto y placer de recibir en mi blog a Shon con la excusa de que le toca ser el Invitado Estrella. Y he aquí su artículo en el que se centra en un tema tan de actualidad estos días para nosotros como es la subida de precios de la mayoría de las editoriales manga de nuestro pais, de la saturación del mercado y la proliferación en esta saturación de obras que se centran en el fanservice o en la clásica fórmula que vende. Y bueno, dejo de resumirlo, que para eso está lo que ha escrito Shon, que se le da bastante mejor que a mi.



Vívimos de la gratitud y la herencia de personas que lucharon por hacer de nuestros
derechos obligada palabra.

Les damos la espalda acogiéndonos al no queda más remedio, a la pequeña protesta efímera de
breve respaldo, y sin sembrar el suficiente ruído para que nos oígan bien claro.

Pero me pregunto a todo cuanto debemos hacer oídos sordos porque no nos queda otra,
para que no nos empañe la mierda y ésta caiga por su propio peso.

Puedo aplicar esta base a la vivienda digna a que todo ser humano debiera poder acceder, al
precio excesivo del carburante, de la luz, como centrarme en la súbida de precios generalizada del manga,
y no creer el equivocarme que todo es diferente y a su vez lo mismo.

Si las personas cambian a través de la viva experiencia, el mercado se regula por medio de la
oferta y la demanda constantemente. Y así será siempre. Aunque jamás ello nos beneficie por igual a todos.

El mercado del manga vive un expansionamiento brutal. ¿Saturación del mercado? ¿Qué es eso?
Lejos de detenerse la oferta de manga crece exponencialmente, no así cualitativamente. Sin que
la buena salud del sector se empañe. ¿ Pero así será por siempre?

Nuevas empresas se unen, creciendo así la competencia. Y otras que parece agonizan ya lentamente,
dan breve señales de vida para que sepamos que a pesar de su ineficacia y poco compromiso, se
aferran hábilmente para no desaparecer.

O sencillamente, porque por mucha voluntad que le pongan, no han sabido hacer las cosas bien. O no han
tenido a su comienzo el capital suficiente como para poder hacerlo con garantías.

***


¿ Qué hay un amplio catálogo donde escoger? pues sí. Lo solventamos incrementando el precio de
nuestros productos. ¿ Qué no vendemos por igual ? si el margen de beneficios es similar o
superior que tanto nos importa.

Decidimos enfocar nuestra atención a la clara demanda y lo ofertamos a un precio mayor.
¿ Qué nuestra imagen se malogrará? de seguro más editoriales luego se animarán a seguir nuestros
pasos. De todas formas, el precio del manga no lo habíamos subido durante muchos años.
Que lo subamos ahora en íntervalos verdaderamente cortos, no debiera cuestionarse.

Lo único importante es que prestemos la debida atención a lo que seleccionamos.
Mucha gente a pesar de su enfado se negará a abandonar muchas de sus series favoritas por el
hecho de que suban de precio.

Otras seguramente las dejarán. Obviamente no nos gustaria que pasara eso. Pero tenemos ese margen
de error que nos da esa súbida de precios, y la normal acogida del otaku más entregado, que crece
y sigue comprando. Y una cada vez más creciente afición jóven que empezará incontables series. O
simplemente se dejará aconsejar por el amigo friki, y empezará la serie de éxito de turno.


***


¿ Así es como piensan las empresas comiqueras? ¿ O es esa la impresión que desde fuera vemos?

Sea relativamente cierto o no, la indústria del cómic no es diferente a las demás, y como todo lo que
funciona corre el riesgo de degenerar cuanto mayor pretende ser su crecimiento.

Son muchos los títulos públicados que se nutren del fanservice, de argumentos que venden humo. Obras que a priori
tienen las cualidades para ser fenómeno de masas, acaban siendo párticipes de los comunes tópicos,
y fracasando por su propio éxito.

Todas ellas publicadas bajo una única premisa prioritaria, que vendan.

Es tal la expansión vivida, que constantemente deben de tomar medidas para afrontar lo que viene, y no
perderse en el camino del beneficio.

Es tal la necesidad de crecimiento, que cada vez es más cortante para sus clientes esa línea que separa la compra
deseada de mangas, a la compra posible. Que se convierte en incompatible si gozas también de otras aficiones.

Cada vez se esta ahogando más al lector casual, medio, aficionado al cómic. Que dejará de hacerse sus colecciones
o muchas de ellas por ser éstas muy caras.

O sencillamente personas que lleven muchos años comprando ya no vean la necesidad de hacerlo dado los elevados precios,
y la poca calidad misma de las colecciones que vayan publicándose.

La gente que piense en aficionarse al cómic. Es que ya casi ni se lo planteara. La más común de las veces no comprara. A
no ser le tire mucho.

Y es que el mercado cada vez es más amplio, pero también más pobre cualitativamente.

Y es que quizás el problema, es que esta afición se ha hecho demasiado grande. Tanto, que las empresas han querido apostar
partiendo de una gran ventaja, que es la importante demanda existente. Y que acabe explotándoles en la mano, por querer
exprimirla demasiado.




Y la próxima semana... Mayu Uchiha en La Estantería de Cho
Saludos!

7 Jota's B:

Kyo_Coke dijo...

o.o Muy interesante el artículo.
Saludos ^^

Cho Hakkai dijo...

La verdad es que no sé cómo va a acabar todo esto de las repetidas subidas de precios.

Lo mismo algún día nadie compra mangas :P

Saludos!!

eter dijo...

Yo tenía pensado hacer la edicion kazenban de Kenshin, me parece que 10 euros no es mal precio. Pero... no la haré. Tengo previsto emanciparme el año que viene, y mi sueldo no estan boyante como para poder gastarme unos 60-70 euros cada dos meses en comics (que uno también tiene otras aficiones).

Por supuesto acabare las que estoy haciendo (de 21cb y Furuba me despido dentro de poco, y Yotsuba, Claymore, Gundam, Berserk y -en breve FMA- seran muy aperiódicas). No me quedaran muchas series pendientes. Pero no comenzare a hacer otras para "compensar".
Tal y como esta la economía, y la calidad de los mangas a publicar, la única que se seguro que voy a hacer es Nodame.

Pennywise dijo...

Las editoriales están haciendo bueno el dicho "pan para hoy, hambre para mañana". Consiguen nuevos lectores con comics malos y que parece que licencien al peso pero van perdiendo poco a poco a lectores más antiguos. En fin, FUCK EVERYBODY

Pennywise dijo...

Las editoriales están haciendo bueno el dicho "pan para hoy, hambre para mañana". Consiguen nuevos lectores con comics malos y que parece que licencien al peso pero van perdiendo poco a poco a lectores más antiguos. En fin, FUCK EVERYBODY

Biotess dijo...

Gracias Shon por poner sobre la mesa lo que todos los aficionados pensamos: las empresas se han dado cuenta que la demanda otaku aumenta, y suben los precios.

La nueva oleada de aficionados, como todas las modas, traen un 90% de borreguismo tard y un 10% de otakus que se quedarán en el mundillo pasados los 25 años. De ese 90%, aseguro que un 99%, ante la subida de precios, se verá su serie por scan-fansub piratilla y se quedará tan ancho.

Lo importante es que esta subida de precios signifique una bajada en el consumo, será una forma sucia pero necesaria para que bajen lso precios y poder permitirnos la compra de mangas.

Yo ya lo he dicho: acabaré mis 5 series que tengo abiertas y esperaré tiempos mejores. Ante una crisis económica subir los precios es lo peor que podrían hacer.

KeyzerSoze69 dijo...

Es la ley de la oferta y la demanda, a este paso cada vez se nos va a hacer más difícil comprar nuestros mangas favoritos. Quizá se estén aprovechando de este exceso de demanda por el tema de que lo otaku está de moda y todo eso para aprovechar el tirón. Tal vez cuando deje de estar de moda, las aguas vuelvan a su cauce.